LUNES Y JUEVES LAS ENTREVISTAS DE HEIDY

miércoles, 17 de mayo de 2017

LA CARA AMIGA DE "AMARILIS BARAHONA"


En la “Cara amiga de los invitados de Heidy”, hemos abierto un espacio desde hace casi cuatro para promover el arte en todas sus manifestaciones, razón por la que en esta oportunidad nos complace en traer a ustedes la historia de Amarilis Barahona, una mujer que ha encontrado la felicidad en el amor de sus hijos, la locución y la poesía.  Ella conversará con nosotros y nos contará su historia.

Bienvenida Amarilis a este espacio donde tú puedes decir lo que quieres y en otros lados no se puede.

Damos paso a nuestra entrevista la que quiero iniciar preguntándote ¿Qué nos puedes contar del barrio que te vio crecer? Primeramente quiero agradecerte por  la oportunidad de abrir este espacio.  Puedo decirte que aunque el lugar donde nací es Zacapa, fui criada en el Puerto San José Escuintla, y allí es donde pasé mi niñez hasta la adolescencia, ya que emigré a la bella Ciudad de Antigua Guatemala a estudiar magisterio.  En el Puerto San José fuimos una familia muy apreciada por los porteños, mi padre  fue maestro de escuela en la localidad y  siempre fuimos bien respetados y amados por ellos.  Es un municipio al cual quiero mucho y recuerdo.

¿Qué recuerdos tienes de tu niñez? Maravillosos recuerdos.  Tuve muchos amigos y amigas y como éramos las hijas del profesor, las mamás les daban permiso para ir a jugar a mi casa, no sólo conmigo sino también con dos de mis hermanas.  Son muchísimas las anécdotas que vienen a mi mente.  Pero en concreto puedo resumir mi niñez como algo que ya no se da en la actualidad, una niñez con un hogar integrado, donde mamá y papá se respetaron siempre, donde hubo consentimiento pero a la vez corrección, donde nunca tuvimos cosas de marca pero jamás deseamos nada, porque mis papás siempre nos dieron lo necesario.  Una niñez donde disfrutaba irme todas las vacaciones donde mis abuelitos tanto maternos como paternos que vivían en una aldea de Zacapa llamada Manzanotes, son recuerdos que nunca se borrarán de mi mente.  Teniendo barbies, allá gozábamos jugar a las muñecas pero con piedras, jugábamos de tienda y panadería utilizando la imaginación  hacíamos panes de masa de maíz.  Son muchos los gratos recuerdos.


¿Cómo recuerdas a tus padres?  Gracias a Dios mis padres aún viven.  Los admiro muchísimo.  Por un lado mi papá siempre nos dio el ejemplo de ser íntegras en todo lo que hagamos. Ha sido un padre muy responsable con mi mamá y nosotras (somos cuatro hermanas). Una persona autodidacta, siempre consumiéndose los libros a bocanadas, un hombre perfeccionista y conocedor de muchas cosas.  Mi madre, un gran ejemplo de mujer.  Trabajadora,  fue paciente con nosotras.  La admiro mucho porque a pesar de no haber tenido la oportunidad de estudiar  ( siempre deseó ser doctora) debido a que en la aldea se tenía la idea de que la mujer era para los oficios domésticos, mi madre siempre ha sido muy sabia, buena administradora, consejera y sabe tomar decisiones; cualidades que no las da la Universidad.  A ambos los recordaré como dos personajes a quienes imitar y a quienes honraré siempre mientras viva.

¿Eran estrictos o eran alcahuetas como se dice a quienes aceptan todo lo que hagan los hijos?  Alcahuetas, para nada.  No tuvieron la necesidad de ser estrictos al extremo pero siempre nos mostraban lo que era bueno y lo que no, lo que convenía hacer y lo que no.  Con su ejemplo era suficiente entender cómo teníamos que actuar.  Recuerdo que cuando nos salíamos un poco por la tangente con alguna travesura, mi mamá solo nos hablaba, seria pero de cierto modo con amor, era fácil someternos a su autoridad, pero cuando peleábamos entre hermanas y no le hacíamos caso, bastaba con que dijera;  O se tranquilizan o le digo a su papá.  Eran palabras mágicas pues mi papá no escuchaba explicaciones y luego nos daba unos cuantos cinchazos bien plantados. No nos quedaba otra más que hacerle caso.  En conclusión han sido padres que nos dieron libertad  porque confiaron en nosotras pero jamás confundimos libertad con libertinaje.

¿Cómo fue tu carácter en la adolescencia? Pasivo, tolerante, muchas veces no me defendí de las ofensas de otros jóvenes.  Era miedosa, huía de tener problemas con otros de mi edad, pues recuerda que muchos adolescentes son agresivos.  Aunque soy extrovertida cuando hablo en público, en asuntos de amor en mi adolescencia fui muy tímida, creo que en esa época era bastante insegura de mí misma.  Nunca fui conflictiva ni violenta, aunque he de aceptar que sí algunas veces soy enojada.

¿Te gustaba participar en actividades en el colegio? Wow, demasiado.   ¿Quién quiere salir en una obra para el día de las madres?  Amarilis   ¿Quién quiere declamar?  Amarilis  jajaja, yo salía en casi todo.  Siempre disfruté de actuar, declamar, bailar, era imparable en todo lo artístico.  Creo que mi maestro de primero primaria (Profesor Mario Enrique Martínez Lezana) fue el promotor de toda esa pasión por el arte, por él me encantó dibujar, actuar, declamar, me motivó tanto que me hizo creer que era buena para todo.  En todos los niveles escolares siempre participé, en básicos y diversificado ya me gustó la oratoria, participaba en concursos tanto de poesía como de oratoria.  Tengo algunos diplomas por ahí.

¿Recuerdas el primer poema que escribiste? ¿Cómo no acordarme? Fue a mis 15 años cuando me enamoré perdidamente de alguien por ahí, no digo su nombre porque no quiero delatarme.   El poema se llamaba  “Ella, tú y yo”, es lo único que recuerdo, pues escondí tanto el papel donde lo  escribí, ya que no quería que mi mamá lo encontrara.  Después olvidé donde lo guardé y al final emigramos a la capital y nunca apareció.   La verdad es que lamento que se haya perdido pues fue un gran poema, muy bueno, quizá uno de los mejores que he hecho en toda mi vida.

 ¿A quién se lo dedicaste?  Bueno, no voy a decir el nombre, aunque muchos que lo saben entenderán de quien estoy hablando.  Fue mi primer y gran amor (al menos así lo veía en aquel entonces)  Lo conocí en una piscina del Puerto de San José, él tenía 22 años y yo 15, me gustaba tanto, él me enamoraba pero de una manera muy sutil, dulce, quizá porque yo era tan ingenua. Nunca hubo una relación de noviazgo pues yo tenía miedo a que se burlara de mí.  Tiempo después supe que en realidad me quería, pero yo ya había dejado atrás ese amor.  Él fue el causante de mi primer poema, ese poema que se perdió en el tiempo y en el espacio, ese poema que tuvo una sola lectora, yo misma.

¿En qué momento te das cuenta que quieres escribir poesía de una forma profesional?  Bueno, humildemente te digo, no creo que el poeta llegue a ser profesional en determinado momento de la vida.  El don viene de lo alto, y cuando escribes porque tienes ese talento nato en tí, fluye porque fluye.  Te voy a confesar algo.  Raras veces reviso y corrijo mi poesía (a no ser la ortografía) Lo que me sale del alma lo plasmo en un papel y se queda tal cual.   No sé si lo hago profesionalmente o no, solo dejo que mi corazón hable tal cual lo sienta.  Creo que ese ha sido el secreto que ha permitido que las personas disfruten lo que escribo, porque les trasmito esa genuinidad, esa esencia mía.  No me dejo influenciar por ningún otro poeta por muy buenos que me parezcan.  Creo que una misma debe reinventarse, ser original, ni siquiera tengo un lineamento concreto en todo lo que escribo.  Varío mucho mi poesía, todo dependerá de la inspiración que surja en el momento.   Escribo sencillo pero con profundidad, no me gustan las palabras rebuscadas que la mayoría no van a entender, me gusta llegar al corazón del lector.

¿Qué género te gusta escribir dentro de la poesía?  Como te dije anteriormente, no me enmarco en una sola línea.  Simplemente escribo lo que siento, sin pensar en un estilo definido.  Lo único que define mi poesía, es la sencillez, la ortografía, la temática que casi siempre es espiritual o romanticismo,  Ni siquiera me preocupo de ponerle rima consonante, para mí es aburrida, eso sí, siempre tiene ritmo.  Cuando escribes ni siquiera estás pensando en que vas a usar metáfora, sinécdoque, metonimia y cuantas figuras literarias existen, simplemente afloran sin que tú te des cuenta.  Siento que los poetas que  se dedican a esos detalles, ya no transmiten con  denuedo su sentimiento.  Yo he leído poemas con palabras muy cultas, bonitas, pero que al final ni siquiera entendí que relación tenía el titulo con el contenido del poema.  ¿Por qué? Porque se pierde la esencia del poeta cuando se quiere alcanzar la perfección.

¿Cuántos poemas has escrito a la fecha?  Creo que más de 200 pues he perdido unos cuantos por puro descuido.  Algunos me han dolido.  Perdí 20 que escribí directamente en mi computadora, se arruinó y ya no me rescataron el contenido del disco duro.  Había  uno muy hermoso que se titulaba  Mírate en mi espejo,  me dolió tanto su pérdida, intenté escribirlo de nuevo, pero ya no me salió tan impactante como el primero.  Cada momento que te inspiras ya no te vuelve a salir igual, si no lo plasmaste en un papel, imposible recordar con exactitud lo que sentiste en ese momento de inspiración.  No sólo tengo esos poemas, he escrito varios discursos, cerca de 100 pensamientos o frases como le dicen algunos, dejé una novela a medias (La inicié cuando tenía 16 años) y un libro.

¿Qué te inspira escribir? El amor, el desamor, todos los sentimientos, las injusticias, el dolor,  lo divino, mis hijos, mi futuro nieto, las tragedias humanas, todo aquello que tiene que ver con lo bueno y lo malo de la vida.

¿Qué es lo que tú anhelas con tu poesía?  Muy buena pregunta.  Lo primero es mostrar al mundo que para escribir poesía solo tienes que hablar con el corazón,  que la poesía es sublime, que no necesito escribir erotismo para buscar reconocimiento.  En segundo lugar anhelo que muchos compartan mi poesía, porque estoy segura que a través de ella puedo ayudar a alguien a sentirse mejor, a sentirse identificado o identificada y por último, anhelo compartirla porque de nada serviría tener el don y quedármelo yo solita.

¿Participas en grupos poéticos?  En internet he estado en algunos grupos, pero la verdad casi no participo por razones de tiempo y trabajo.  Cuando estuve en la Universidad de San Carlos  Ana María Rodas y Carmen Matute (excompañeras mías) estaban en un grupo poético y una vez Ana María me invitó a unirme con ellos, pero mis miedos no me dejaron, yo tenía 22 años ellas ya más de 35, no me hubiera sentido cómoda, pero ellas crecieron en este bello campo.  Los miedos no son buenos, debemos aventurarnos, o se gana o se pierde, pero eso lo entendí hasta ahora.

¿Qué significa para ti plasmar los pensamientos, sentimientos y  las emociones? Significa no dejarlos en la nada, no perderlos, poder compartirlos con los demás que disfrutan de ellos.  Además es una terapia para mi alma, para mi ser entero.


¿Qué puedes contarnos de tu faceta como madre? Que me dediqué en cuerpo y alma a desbordarme de amor por ellos.  Pasé muchas penas y amargos sufrimientos, pero ellos apacigûaron mis penas y mitigaron mi dolor.  Valió la pena negarme a mí misma mis anhelos para ayudarlos a ellos a ser buenos seres humanos.  Quizá cometí muchos errores como cualquier mujer al criarlos pero en el camino fui mejorando y corrigiendo esos errores. Ahora disfruto al verlos, porque valió la pena esa negación a mí misma, para que ellos sean lo que son ahora, hijos que honran a sus padres y que jamás me han hecho pasar vergûenza.

¿Alguno de tus hijos se inclina por la poesía?  Mis dos hijas han escrito poemas muy hermosos, pero no ha sido su prioridad.  La segunda de mis hijas lo ha hecho más contínuamente, pero le gusta más hacer videos, cantar y salir en televisión. Mi hijo más pequeño es artista del dibujo, es un dibujante apasionado, sin ser enseñado ha perfeccionado su técnica.  Disfruta inventarse mandalas y hace dibujos surrealistas, se inspira pero para escribir canciones de rap.

¿Qué música te gusta escuchar cuando estás inspirada?  Para serte muy sincera, cuando me inspiro no tengo música, simplemente escribo en la soledad y el silencio de mi habitación, puede ser a cualquier hora.   Recuerdo que cuando tenía 16 años, muchas veces estaba dormida y me despertaba porque en medio del sueño venían  versos y me levantaba inmediatamente a escribirlos para que no se me olvidaran, de hecho hice varios poemas de ese modo.  En mi caso, no es la música la que me hace inspirar, es simplemente la nostalgia, puede ser el enamoramiento o viene sin pensarlo.

¿Te ha gustado el deporte?  No me apasiona realmente.  Puede entretenerme, pero no es algo que me llame la atención como lo hace el arte.  Mi lado es más artístico que físico.  De hecho odiaba recibir educación física, siempre creí que era muy débil para hacer deporte, era bastante delgada.  No quiere decir que lo deteste.

¿Qué te pone triste, alegre o te enoja?  Triste: que alguien a quien yo quiera mucho genuinamente, me decepcione o me responda  pesado.  Alegre: el sentirme amada, admirada o apreciada.   Me enoja: la mentira, la indiferencia, la falta de colaboración, la pereza, la obscenidad y la injusticia.

Pero también te gusta la locución ¿Qué nos cuentas al respecto? Añoro volver a estar en radio.  Fue una oportunidad que se me presentó en casa y ni lenta ni perezosa dejé ir la oportunidad.  Me invitaron a leer mi poesía en Radio Faro Cultural, el poeta Rodimiro Gramajo de Quetzaltenango.  Le gustó mi voz y mi forma de leer mi poesía que volvió a invitarme nuevamente, a la tercera vez me propuso acompañarlo en el programa ya como conductora con él.  Ha sido una experiencia maravillosa, experiencia que anhela mi corazón, pero que infortunadamente tuve que dejar, pues ahí lo hacía por amor al arte no por un sueldo, pero me llamaron para trabajar en el colegio que ahora estoy y ya no pude seguir en la radio, fue una experiencia que dejó marcada mi vida, lo disfruté en cuerpo y alma.

¿Has escrito algún libro?  Sí, hace aproximadamente seis años Dios me permitió escribir un libro testimonial y motivador.  Lamentablemente no es fácil, no basta con tener el talento, el factor económico me lo ha impedido, pero tengo la esperanza de imprimirlo muy pronto para que muchos puedan leerlo.  Sé que ese libro aportará a nuestros compatriotas un deseo por salir adelante con la ayuda de nuestro Creador.

A propósito ¿Crees en Dios?  Por supuesto que mi respuesta es un rotundo SÏ, no concibo la vida sin Él, me es imposible pensar que hayan personas que no creen en que Dios es real y poderoso.  Él ha sido mi respaldo en momentos difíciles y ha sido mi gozo en momentos buenos.  No sólo creo que existe sino también creo en sus promesas.

¿Qué le aconsejarías tanto a jóvenes como a personas adultas que tienen el deseo de escribir poesía?  Que no dejen de hacerlo por miedo al qué dirán, pero si lo hacen, que se preocupen de aprender ortografía.  Me da mucha pena ajena cuando leo poemas buenísimos pero que llevan una gran carga de errores ortográficos, eso le quita profesionalismo al escritor.  Y que no imiten a otros, cada uno tiene lo suyo.  Me molesta que alguien quiera cambiar mis palabras por otras, según ellos, más bonitas, pero entonces dejaría de ser mi propio estilo.  Si lo van a hacer, que lo hagan como les fluya de su interior.

¿Puedes enviar un mensaje a quienes lean esta entrevista?  Claro.  Mi agradecimiento muy sincero por tomarse el tiempo para leer esta entrevista.  Los invito a la vez, a que lean mi poesía y mis pensamientos en la página de facebook  Poesía de Mujer-Amarilis Barahona, y si pueden darle like mucho mejor.  A tí Heidy, mi agradecimiento por haber hecho el tiempo para esta entrevista y haberla compartido con tus lectores.

Agradezco a Amarilis el haber compartido parte de su historia y aprovecho para desearle muchos éxitos en lo que emprenda tanto relacionado con la poesía como con la comunicación.

Les invitamos para que se unan al grupo de "Artistas de Guatemala para el Mundo" en este link http://on.fb.me/1sn2wSf   el cual tiene como propósito compartir videos, fotos, anécdotas y todo lo de nuestros artistas en las diferentes décadas.

Hemos creado el grupo “Las entrevistas de Heidy” que pueden localizar en

También ponemos a su disposición el grupo “Un siglo de anuncios y algo más…”, un espacio donde pueden compartir o comentar los post que se publiquen http://on.fb.me/1vASm2g   

Las entrevistas las pueden leer en los siguientes links:



Entrevista realizada por Heidy Sandoval Ruiz

Toda publicación es responsabilidad de la Administración

Manos sobre arcilla

Manos sobre arcilla

Taller libre: Pintando mi nacimiento

Taller libre: Pintando mi nacimiento

Mirando el horizonte

Arturo Xicay

Fabian Brindis

"Un anuncio de ayer...es un recuerdo de hoy"

"Un anuncio de ayer...es un recuerdo de hoy"
Les invitamos para que se unan a nuestro grupo

Himno Nacional de Guatemala

Guatemala hace 25 años

Guatemala una ciudad de altura

Quetzaltenango

Las entrevistas de Heidy

Luigi Lanuza presenta-"La calle donde tu vives" de Héctor Gaitán

Heidy coleccionista de cerditos

Guatemala Ciudad moderna

Ciudad de Guatemala

Malacates Trébol Shop

Visita Guatemala

Guatemala

Ciudad de Guatemala-Capital Iberoamericana de la Cultura 2015

Renacer de los Nawales

Destino Guatemala

Tema "Entrevistas de Heidy"

Guatemala y sus artistas

Los invitados de Heidy







Barriletes gigantes