LUNES Y JUEVES LAS ENTREVISTAS DE HEIDY

miércoles, 19 de agosto de 2015

LA CARA AMIGA DE "GEORGINA PALACIOS"


En “La cara amiga de los invitados de Heidy” presentamos en este oportunidad la historia de una dama a la que le apasiona el arte culinario, a quien también le gusta la música y que además tiene una excelente habilidad verbal, espacial y musical su nombre Georgina Palacios quien compartirá algunos aspectos de su vida personal y profesional.

Bienvenida a este espacio donde se puede decir lo que se quiere y en otros no se puede.

Hola Georgina ya sabes que en este espacio una de las preguntas infaltables es preguntarte ¿Cómo recuerdas tu infancia?  Fue una infancia feliz, en la que el hecho de nacer siete años después de la hermana que me antecede, hizo que me mimaran tanto mis padres como mis hermanos mayores y mis abuelos maternos, que eran más cercanos porque vivían en Guatemala. Mis abuelos paternos vivían en Nebaj, de muy difícil acceso entonces.
Tuve muchas experiencias que marcaron mis aficiones, como el hecho de que mi mamá en ese tiempo estaba en el apogeo de su carrera como cantante clásica y llegaban a ensayar con ella sus acompañantes al piano como don Elías Blas y don Augusto Cuéllar, que fueron mis primeros maestros de solfeo y piano respectivamente. Asimismo, acudir a los recitales en el Conservatorio y en la TGW, donde podíamos estar en las butacas del Salón de Cristal, y cuando no nos llevaba, la escuchábamos en la radio mi hermana pequeña y yo. A veces llorábamos de emoción por escucharla en el aparato.

¿Dónde estudiaste? Estudié en el Colegio Capouilliez la mitad de la primaria; posteriormente pasé al Instituto María Auxiliadora y a la Escuela Normal para Maestros de Educación Musical.Simultáneamente, estudiaba en desde 3º o 4º grado de Primaria, en el Conservatorio Nacional.

En la Universidad Rafael Landívar estudié mi carrera de Profesorado de Enseñanza Media en Pedagogía y Psicología, así como la Licenciatura en Pedagogía con orientación en Administración y Evaluación Educativas; en la Universidad Francisco Marroquín estudié el diplomado en Reingeniería de la Educación. En 2002 estudié el Técnico en Artes Culinarias con el Chef Ejecutivo Daniel Raffanel, de nacionalidad francesa.

Y recuerdas ¿Cómo eras en el colegio? Académicamente era mera nerda, como dicen ahora. Había un grupo de estudiantes que siempre estábamos entre los primeros cinco lugares de promedio y la competencia por el primer lugar era fuerte. Tuve pocas amigas en el colegio y los más cercanos son los que tuve en el Conservatorio.
Su señora madre

¿Cómo ha sido la relación con tu señora madre desde tu niñez? Excelente. La admiro desde siempre por su belleza, su inteligencia, su arte y ser una verdadera dama.

¿Qué lugares recuerdas a los que asistías en tu juventud? El Auditórium del Conservatorio, el Teatro Nacional, la UP, exposiciones, presentaciones de teatro con los maestros Hugo Carrillo, Ligia Bernal, Norma Padilla, el Ballet Guatemala con los maestros Antonio Crespo, Manuel Ocampo, Christa Mertins y tantos excelentes bailarines de entonces.
No fui de discotecas; solo antes de casarme asistí mucho a Loom´s, una discoteca y bar en donde tocaba Chaquetón y su banda cuyo ritmo era muy tropical y había un guitarrista y cantante que interpretaba piezas como la Llamarada, Fina estampa y otras, que estaban de moda entonces, junto a las de José José.

¿Te ha gustado practicar algún deporte? La equitación y el billar deportivo.

¿Si te pregunto si tienes algunas habilidades que me dirías? Me pones en un aprieto, pero, creo que tengo habilidades musicales, matemáticas, literarias, o artísticas en general; culinarias. Me gusta resolver conflictos y ayudar a mis semejantes. Liderazgo.

¿Qué puede ponerte nostálgica? Un recuerdo, un trozo de música, un poema, un cuadro. Las cosas bellas. Creo que puedo ser muy nostálgica en ocasiones.

¿En una tarde de lluvia que música te gustaría escuchar: instrumental, Roberto Carlos, boleros o Camilo Sesto o te gusta otro artista? Todas. Depende del ánimo en que me encuentre. A veces, más que escuchar, me gusta tocarla.

A propósito ¿Dónde recibes educación musical?  ¿Ejecutas algún instrumento? A los nueve o diez años, ingresé al Conservatorio Nacional de Música y Artes Escénicas para estudiar la carrera de Bachillerato en Arte especializada en Piano, que se llevaba simultáneamente con los estudios del colegio. Al terminar los básicos, Magisterio de Educación Musical en la ENMEM Jesús María Alvarado.

¿En qué momento te inclinas por el arte culinario? Desde que era pequeña veía cocinar a mi papá, que era médico, pero su hobby era la cocina. Son recuerdos desde bebé, porque apenas caminaba y tenía que empinarme para ver sobre la mesa donde preparaba los platillos como el fiambre, el bacalao a la vizcaína y otros, especiales, para las fiestas.

Recuerdo que mi nana me enseñó a preparar huevos estrellados y revueltos cuando apenas alcanzaba la estufa. Por supuesto, me supervisaba. Posteriormente, mi papá me introdujo a la cocina en la dulcería típica y en los platos tradicionales guatemaltecos que él preparaba. Creo que hasta que crecí y me dediqué a la cocina, me di cuenta de cuán buenas técnicas culinarias tenía mi papi Qepd.

La primera receta que seguí y preparé enteramente sola, fueron unas natillas, a los ochos años.

Al graduarme del nivel medio, partí a Europa para arreglar lo necesario para continuar mis estudios pianísticos y simultáneamente tuve la oportunidad de iniciarme en el arte culinario propiamente dicho con personal del Hotel Savoy, en Londres; del Restaurante FiveFlies en Amsterdam y del Hotel Ambassador en París. Jamás pensé dedicarme a la cocina como profesión, pero, ya que es una de mis pasiones, ha sido una bendición dedicarme a ella.
No regresé a Europa debido al fallecimiento de mi papá.

Muchos años después, retomé los estudios culinarios en Guatemala con el chef francés Daniel Raffanel y obtuve el diploma de Técnico en Artes Culinarias cuando ya había iniciado mi empresa de capacitación de recursos humanos, Sertecpro, donde nació mi escuela de alta cocina Leonardo Da Vinci.

¿Qué fue lo primero que preparaste para un concurso culinario? La primera vez que participamos en un concurso, no cociné yo propiamente, sino, los alumnos de mi escuela bajo la dirección del chef Paulo Izaguirre y la mía. Posteriormente, una Sorpresa en el Bosque, inspirado en el cuento de la Caperucita Roja. Consistía en fresas marinadas en vino, rodeadas por un helado de queso sumamente congelado, rebozado en nueces y pasado en fritura honda muy caliente, salseado con reducción del mismo vino donde se marinaron las fresas.

¿A qué países has viajado como Chef? Por motivos de trabajo he tenido que viajar a muchos países, especialmente por el billar deportivo, del que fui Secretaria General de la Confederación Panamericana de Billar, CPB.En cada viaje he aprovechado para conocer la cultura culinaria de los mismos y he podido reunirme con amigos y colegas que me han mostrado los secretos de su cocina.


Puedo mencionarte además de los países europeos en donde tuve la oportunidad de iniciarme en la cocina, Bangkok, Tailandia; los Emiratos Árabes Unidos, donde estuve en Fujairah; KhaoShung, en Taiwán; Managua; Portoviejo en Ecuador; Cali, Colombia, donde aproveché el desarrollo de los WorldGames para conocer la comida caleña; Montreal y Toronto en Canadá.

Además, tuve la bendición de conocer todos los departamentos del país en donde he procurado aprender secretos de las señoras cocineras.

Hablando de chef ¿A quién  que se dedique a esta profesión admiras en nuestro país? Tenemos personas muy valiosas dentro del arte culinario guatemalteco y no quisiera dejar alguno en el tintero, pero, debo reconocer la excelencia de Mario Campollo; la visión de Luis Del Cid, que inició la academias culinarias en el país; la gracia y persistencia de Mirciny Moliviatis y más de mis queridos compañeros como Guayo González, Carlos Cruz, en fin, si no los menciono a todos, es que son muchos los que admiro por su capacidad y entrega.

¿Has escrito algún libro con tus recetas? En esas estamos aún, aunque más que un libro de recetas será un libro de técnicas culinarias. Pienso que es mejor aprender buenas técnicas que aprender o seguir recetas. Por otro lado, mis recetas propiamente dichas han sido publicadas en Prensa Libre y sus suplementos; Revista Amiga; Al Día, Siglo XXI; Radio Punto, a donde acudo frecuentemente gracias a la invitación de Judith Pocasangre; Vea Canal y en el segmento Viva la Cocina, Viva la Mañana, Guatevisión, donde cociné como invitada por más de cinco años, a raíz de haber obtenido mi empresa, Sertecpro, el primer lugar en pastelería en el Festival Gastronómico de 2005. Dejé de participar en la T.V. por una operación de columna que me alejó de todas mis actividades por casi dos años, pero, ya estamos completamente de vuelta en el trabajo.

Hablando de este tema puedes indicarnos ¿Qué se necesita para ser un buen chef? Además de la habilidad natural, humildad para saber que siempre hay algo más que aprender; actitud de servicio y profundo respeto hacia los demás; una cultura general amplia, pues para saber cómo es la cocina de un país que nunca has visitado, es necesario por lo menos saber cuál la materia prima originaria del lugar y que se utiliza en el mismo, de acuerdo a su cultura. Por ejemplo, el aceite de oliva no es parte integrante de los platillos asiáticos, pero, es indispensable en la cocina mediterránea.

Asimismo, tu mentor, la persona con quien aprendas, debe tener buenas técnicas culinarias, además de saber enseñar.

Por el momento, mi escuela se ha aliado con Metroproyectos a través del Centro Comercial Metronorte en un programa que pretende devolver a la comunidad guatemalteca la confianza que ha depositado en ese centro comercial por más de veinte años, con becas y medias becas para estudiar las bases del arte culinario.

¿Qué opinas del trabajo que se realiza en equipo? La cocina es un trabajo arduo y puede ser muy cansado. Si se forma un equipo en el grupo de la cocina, el trabajo se distribuye mejor y los resultados pueden ser más satisfactorios.

¿Has obtenido premios a nivel nacional e internacional? Algunos; en pastelería, en entremeses, en sopas y postres. Es divertido que cocino más que todo cocina salada, pero he participado varias veces en el área dulce. Cuando presenté el Pie de Tres Culturas, una desintegración del rellenito, fue un éxito entre el público extranjero que disfrutó la combinación del plátano maduro con los frijoles, el chocolate, el licor de café y el mascarpone. Obtuvo el Premio del Público, que es el más importante, a mi juicio.

¿Cómo defines tu personalidad? Polifacética, amable y trato de ser asertiva. A veces soy introvertida y otras, extrovertida; procuro expresarme a través de las artes que he tenido la oportunidad de apreciar y practicar, como la música y la literatura, y no digamos el arte culinario.

Actualmente ¿Qué es lo que realizas aparte de ser Chef? Estoy dedicada a la docencia culinaria casi completamente, mi papel es el de Chef Instructora;  aunque a veces aún doy clases de piano. En el plano literario, coordino un grupo de poesía, Corazón de Cristal”, en el que amantes de la misma nos reunimos para compartir lo que hemos escrito durante el mes. Por el momento, estamos arreglando un viaje a Bolivia para participar en el 8º. Encuentro de Escritores Internacionales en Tarija, auspiciado por la UNESCO, que se llevará a cabo en octubre.

¿Te gusta  preparar las comidas tradicionales de la Semana Santa y del Día de Muertos? Sí, me encanta.

¿Puedes compartir  un mensaje para quienes leen “Las entrevistas de Heidy”? Que seguir el consejo que me dieron mis papás, estudiar lo más que pudiera, incluyendo los idiomas,  y hacerlo bien para desarrollarme como persona y como profesional, fue lo mejor que pude hacer. El conocimiento, no ocupa espacios más que en nuestras neuronas y tenemos millones de ellas. Mientras más sepas, mayores y mejores oportunidades de trabajo y crecimiento personal, encontrarás.

Agradezco a Georgina Palacios la oportunidad de conocer su historia y poder compartirla con los lectores de nuestros espacios.



En Managua como Secretaria General de la CPB, entre Ian Anderson y el representante del Presidente de Nicaragua.
Como juez


Les invitamos para que se unan al grupo de "Artistas de Guatemala para el Mundo" en este link http://on.fb.me/1sn2wSf el cual tiene como propósito compartir videos, fotos, anécdotas y todo lo de nuestros artistas en las diferentes décadas.

Hemos creado el grupo “Las entrevistas de Heidy” que pueden localizar en http://on.fb.me/1QxKypc 

También ponemos a su disposición el grupo “Un siglo de anuncios”, un espacio donde pueden compartir o comentar los post que se publiquen http://on.fb.me/1vASm2g

Las entrevistas las pueden leer en los siguientes links:








Toda publicación es responsabilidad de la Administración

Actividades en junio Museo Popol Vuh

Actividades en junio Museo Popol Vuh

Mirando el horizonte

Arturo Xicay

Fabian Brindis

"Un anuncio de ayer...es un recuerdo de hoy"

"Un anuncio de ayer...es un recuerdo de hoy"
Les invitamos para que se unan a nuestro grupo

Himno Nacional de Guatemala

Guatemala hace 25 años

Guatemala una ciudad de altura

Quetzaltenango

Las entrevistas de Heidy

Luigi Lanuza presenta-"La calle donde tu vives" de Héctor Gaitán

Heidy coleccionista de cerditos

Guatemala Ciudad moderna

Ciudad de Guatemala

Malacates Trébol Shop

Visita Guatemala

Guatemala

Ciudad de Guatemala-Capital Iberoamericana de la Cultura 2015

Renacer de los Nawales

Destino Guatemala

Tema "Entrevistas de Heidy"

Guatemala y sus artistas

Los invitados de Heidy







Barriletes gigantes

La Epopeya de las Indias Españolas