LUNES Y JUEVES LAS ENTREVISTAS DE HEIDY

sábado, 18 de abril de 2015

LA CARA AMIGA DE "BRENDA MONZÓN"


En la “Cara amiga de los invitados de Heidy”, presento en esta oportunidad la historia de una mujer multifacética, poetisa, escritora, promotora cultural, periodista, Relacionista Pública, locutora, publicista, actriz de teatro y productora creativa de Radio Y TV. Además de ser madre y directora de FILGUA, ella es Brenda Zacnicté Monzón de la Peña. Nuestra invitada ha aceptado contarnos parte de su vida, sus inquietudes, sus sueños y los éxitos que ha logrado.

Bienvenida Brenda a este espacio donde se puede decir lo que se quiere y en otros lados no se puede.
Hija de uno de los músicos más queridos por miles de guatemaltecos don José Ernesto Monzón Reyna el “Cantor del paisaje”. Y es precisamente con esta pregunta que iniciamos nuestra entrevista.

¿Cuéntanos como recuerdas tu niñez al lado de tus padres? Tuve una maravillosa infancia que marcó mi vida, crecimos en Huehuetenango, a las orillas, la ciudad no era tan grande como lo es actualmente. Alrededor nuestro había pocas casas, pero mucho bosque, mucho lugar donde correr, brincar, se podría decir que nuestra área de juegos medía varias hectáreas porque cerca nace parte de la Sierra de los Cuchumatanes, así que crecimos rodeados de la naturaleza, todo era muy tranquilo, muy limpio, en ese entonces no había maldad, podíamos salir caminando por kilómetros enteros sin miedo a algún peligro.

Mi papá trabajaba acá en la ciudad capital y llegaba cada fin de semana o cada quince días a la casa, esperarlo era una verdadera fiesta para todos los hermanos, reservábamos con varias horas de anticipación el lugar de la mesa a la par de él, en la terraza de la casa hacíamos vigía para esperarlo, casi siempre llegaba en la moto y nunca con las manos vacías, eso sí, generalmente acompañado porque se encontraba a más de algún turista perdido o algún amigo en la carretera y siempre lo invitaba a la casa, pedía a mi mamá que le tuviera preparado jocón huehueteco con lengua de vaca, frijoles volteados, un buen postre de manjar y café muy caliente.

Vivimos la infancia entre anécdotas huelgueras, canciones, poesía, casi todos los hermanos aprendimos varios poemas y a recitar desde muy pequeños, él nos corregía la interpretación, la dicción, la intensidad y sonoridad de la voz. Mi papá no se perdía las tradicionales serenatas huehuetecas, y casi siempre invitaba a varios de sus amigos a visitar la casa y disfrutar, más de alguna vez llegó con Manuel José Arce, Alfonso Bauer Paiz, Roberto Paz y Paz, Rigoberto Bran Azmitia, Lencho Patas Planas entre algunos de sus tantos amigos.

Nuestra infancia sucedió entre juegos de béisbol, tertulias de canciones, anécdotas y poesía, entre entrevistas en programas de radio, televisión y prensa, entre invitaciones a múltiples homenajes que recibía mi papá, entre su biblioteca personal donde corregía tres diccionarios, ese era su mayor pasatiempo, buscar errores ortográficos y de redacción a los libros que leía.

¿Tu papá te cantaba canciones y cuál es la que más recuerdas? La naturaleza de mi papá era ser un hombre muy cariñoso, muy tierno, muy humano. A todos los hermanos nos cantaba canciones, a todos nos quería mucho, no creo que tuviera a algún hijo favorito, pero lógicamente las distintas edades hacen tener tratos diferentes con cada uno, con los más pequeños jugaba y bromeaba, con los más grandes era más cómplice, ya había otra comprensión del mundo.

Mi papá nos cantaba muchas canciones de Cri-Cri, y algunas de él, a mí, por ser la más morena de la casa él me decía de cariño “la negrita”, entonces me cantaba una canción de él que se llama “Negrita Pambá”, y una de CriCri que se llama “Negrita Cucurrumbé”.

A propósito ¿Cómo recuerdas tu etapa en el colegio en Huehuetenango? Alegre, muy divertida, muy tranquila, con muchas aventuras. Estudio en los colegios La Salle y Asturias. Siempre me llevé mejor con los amigos varones que con las mujeres. Nunca fui la mejor alumna, tampoco perdía clases, quizá porque no me requería mucho esfuerzo estudiar, mis promedios eran de entre 75 a 85 puntos, me recuerdo jugando al fútbol y a los cincos y no muchas muñecas. En clase era muy distraída, un poco hablantina, no importara si me escuchaban o no.

Al momento de socializar fuera de clase era muy introvertida, un poco solitaria, siempre andaba navegando en mi mundo tal como lo hago ahora, no ha cambiado nada (jajajaja). Eso sí, al estar sobre un escenario o al frente de la clase cambiaba totalmente, mi papá nos enseñó mucho la improvisación, y la mejor improvisación es aquella que no se improvisa, es decir leíamos mucho, investigábamos, analizábamos, pero siempre hacíamos las cosas a nuestro modo, a nuestro ritmo, a nuestra forma y si nos formulaban alguna preguntaba sabíamos qué responder.

Siempre que había concursos de canto, poesía, disfraces, todos los hermanos participábamos y siempre los primeros lugares quedaban entre nosotros, algunas veces los compañeros decían: ya no vamos a participar, ya están los Monzón (jajaja)


¿Por qué se vienen a radicar a Guatemala? No es que nos viniéramos a radicar a Guatemala, salimos de uno en uno sin planearlo. En ese entonces en Huehuetenango no había muchas carreras de diversificado, había más en Quetzaltenango, era el centro de los estudios del occidente, primero se fue mi hermana Ixmucané a estudiar al Colegio Encarnación Rosal, después Renato al Liceo Guatemala.  Yo me vine a los 15 años a estudiar Perito Agrónomo al ITPA.

¿De qué te gradúas en el colegio y que estudios continúas inmediatamente? Estudié muchas cosas pero me gradué de pocas jajajaja. Siempre he sido una mujer rebelde, con mis ideas muy marcadas y con tal franqueza y honestidad que si creo estar en lo correcto las defiendo a morir, no me gusta que me impongan nada, ni que me quieran convencer de cosas que no me parecen justas, marco mi propio camino, hago mi propio sendero y si algo no me llama lo suficiente la atención me aburro rápido.

Volviendo al tema, estudié Perito Agrónomo en el ITPA pero no me gradué, estudié Secretariado Oficinista en el Teresa Martí de Xela, tampoco me gradué, estudié Bachillerato en Artes Escenicas en la ENAD, tampoco me gradué jajajaja, pero eso sí, aprendí muchas, muchas cosas y conocí mucha gente.
Me gradué de Bachiller en Ciencias y Letras en el Colegio Italiano de Guatemala. Inmediatamente inicio estudios de Técnico en Publicidad en la USAC, trabajo temas de publicidad y luego conformo un grupo de periodistas para sacar de nuevo el técnico en periodismo y luego la licenciatura en periodismo en la Universidad Panamericana.  Actualmente estudio la Maestría en Medios de Comunicación.

¿Alguna vez participaste en concursos de belleza? Si, algunas, más por complacer a mi mamá o mis compañeras de estudio. Fui señorita deportes en el Colegio Teresa Martí de Quetzaltenango, recuerdo que yo tenía 17 años y participábamos 14 jóvenes de la costa y del occidente del país, yo era la más bajita de todas, creo que me ayudó el que siempre hice algún deporte y la facilidad de palabra.

Fui Señorita Hospital Nacional en Huehuetenango y participé para Señorita Fiestas Julias quedé de primera finalista.  Fui reina y madrina de tres asociaciones más que no recuerdo jajajajaja.

Tienes tantas actividades que vamos a pedirte que nos compartas como ha sido tu experiencia en algunas de ellas, por ejemplo, ¿Cómo surge la inquietud de ser poetisa, escritora y periodista? Desde muy pequeña veía maravillada como mi papá prácticamente devoraba los libros, entonces cada libro que él iba terminando yo lo iba leyendo, aunque no entendiera nada de ellos, a los 9 años no podía entender a José María Vargas Vila con los Césares de la Decadencia o el Minotauro, pero me enamoró Cien años de soledad de García Márquez, Relato de un náufrago, etc. Antes, a los 8 años cuando ya sabía leer y escribir leía poesía de Rubén Darío y José Martí, a mí me enamoró la poesía, los versos, es el género literario que más me gusta, me apasiona. Conforme fui creciendo fui reuniendo mis propios libros, ya a los 17 años tenía mi propia colección personal.

A los 12 años escribo mis primeros versos, y seguí experimentando con las letras.

Periodista fue por azares de la vida, una cosa me ha llevado a la otra, el propio tema cultural en el que siempre me he desenvuelto, mi papá era periodista, nuestra casa acá en Guatemala prácticamente era la APG, algunas veces hasta dormíamos allí.

También me di cuenta que hay un vacío en el periodismo cultural, no solo acá en Guatemala sino en varios países de América Latina, es un fenómeno que se está dando, los medios de comunicación poco a poco van quitándole espacio a la sección cultural, van relegándola a un tercer plano, hay escasos periodistas especializados en el tema, los mismo pueden cubrir una nota política, roja, social o cultural. El hecho de trabajar 4 años en la misma sección no los hace especialistas, el tema cultural es complejo, profundo, tiene su terminología propia, sus propios conceptos, tiempos, espacios.

Con el Crónista de la Ciudad, Lic. Miguel Alvarez
¿Y qué nos cuentas de tu incursión en la locución, el teatro, la publicidad y la producción de Radio y TV? En la locución fue por mera casualidad, nunca lo pensé ni lo imaginé, en 1994 en diciembre, fui a Radio La Voz de Huehuetenango a dejar un disco de canciones de mi papá, ya conocía por teléfono al locutor pues le pedía algunas canciones, esa vez lo conocí y me dijo tienes un bonito timbre de voz hazte una prueba de locución, no quise pero me convenció, entré al estudio de grabación, hice una primer prueba, me dijo que yo tenía posibilidades de trabajar en radio, desde ese día me quedé, fui aprendiz, llegaba todas las mañanas, programaba anuncios, buscaba discos en acetato no había CDs, conocí toda la biblioteca musical de memoria, no había computadoras que programaran, a los 6 meses de estar allí me dejaron hablar por primera vez al aire, a los pocos días se enfermó el locutor que sacaba el turno de las 6 de la mañana en StereoMam y me pidieron que lo cubriera, llegaba emocionada en mi bicicleta a las 05:30 am, empecé a animar el espacio, a los oyentes les gustó, el dueño de la radio me ofreció mi primer sueldo Q 150 mensuales, yo era feliz.

En el año 1995 me vine a vivir a Guatemala, sentí que me quedó pequeño Huehue, acá trabajé en un banco, “El Continental”, mi hermano Renato me consiguió una entrevista con los Herbruger dueños de MetroStereo, llegué y me dieron un pequeño espacio, así incursioné en las radios de Guatemala, estuve allí un tiempo, después en Ke Buena de Radio Grupo Alius, luego me voy a Estereo Cadena Grande por 7 años y empecé a grabar comerciales de radio y tv.

En el año 1996 estudié Arte Dramático en la ENAD bajo la dirección de Luis Tuchán, canto en la escuela Maria Callas del maestro Navas, después estuve en radio teatro con Hilda Castro. Poco a poco me fueron llamando para hacer comerciales publicitarios, después yo misma los iba produciendo y dirigiendo, tuve una pequeña agencia de publicidad que funcionaba para Quetzaltenango y Huehuetenango.

Conocí al Gerente de Cable Sur en Guatemala y le trasladé un proyecto para tener un programa de TV por cable, y por tres años producía, dirigí, y conducía Planeta Musical.

A propósito también tengo entendido has sido entrevistadora ¿Qué nos cuentas de esta faceta? Mi trabajo en radio y en tv me dio la oportunidad de entrevistar a varios artistas.

Viajé con los Tigres del Norte a Centro América a distintas presentaciones y les hice varias entrevistas.
También entrevisté a: Alux Nahual; Viento en Contra; Marco Antonio Solis “El Buki”; Soraya; Alex Sintex; Magneto; José José; Julio Iglesias; entre otros.  Ahora he entrevistado pero a escritores.

¿Cómo logras compaginar todas estas profesiones? Primero porque amo lo que hago, lo hago con pasión, no tengo un horario de 8 horas de trabajo, creo que hasta dormida estoy haciendo la estrategia y planificación de mis actividades.

Tengo el apoyo, tolerancia y comprensión de mi esposo y de mis hijas, sin eso no fuera posible desarrollar todas estas cosas, ellos me acompañan en todo y se meten de cabeza en los proyectos.

¿Si te digo “Una Guatemala por conocer” que traigo a tu mente? Un proyecto muy lindo organizado por Byron Vásquez de la Casa de la Cultura de Guatemala en los Ángeles, me invitó a apoyarlo y a trabajar.

¿Al mencionarte el nombre de Roberto Santandrea con qué lo relacionas? Un gran amigo, un excelente actor y director de teatro. Me ha dirigido y me ha dado la oportunidad de pertenecer a su elenco teatral. Me ha apoyado en varios proyectos, una persona clave en mi vida profesional, siempre me ha acompañado y me ha aconsejado, he aprendido mucho de él.

¿Qué puedes compartirnos del disco de poemas “Mujer de trigo tierra y agua”? Una locura poética mía, la mayoría de los poemas que lo componen los escribí entre los 18 a los 20 años. Los tenía anotados en un cuaderno pero pedían a gritos salir. No entendía mucho el mundo de la publicación de libros, así que decidí presentarlos en un formato que para mí era muy familiar, el formato sonoro, hablé con Julio San Juan que tenía un estudio de grabación para que me hiciera un super precio, le pedí a Roberto Santandrea y a Javier Peralta que recitaran conmigo, busqué a Luis Arturo Gramajo “Curly” para que le hiciera un melodía especial a cada poema, ellos tres me apoyaron sin ningún costo, me regalaron su tiempo y su talento.

Al tener el master de grabación busqué a René Piril y le pedí si él podía hacer la reproducción de los discos pues yo no tenía dinero, René me dijo que si.

En febrero del año 2000 presenté el disco en el Teatro España de la Avenida Reforma, Roberto me ayudó dándome el espacio y con algunos de sus alumnos de teatro haciendo la representación de los poemas.

Hablando de tu papá ¿Cuál de sus canciones te gustaba más y por qué? No tengo una favorita, me gustan todas, lo tengo presente escuchándolo cantarlas, todas con mucha entrega, todas con el alma. Pero recuerdo Puerto de San José; La Sanjuanerita; Milagroso Señor de Esquipulas; Canto a Mi Guatemala; Livingston; El Burrito; El Chonguengue; Ah Puchis que de ha Sombrero; Viva San Marcos; y la lista sigue.

¿Qué actividades has realizado para mantener vivo el recuerdo de tu padre? Varias actividades, cuando mi papá murió mi primo José Luis Monzón me dijo que sería bueno que yo hiciera algo para mantener viva la memoria musical de él, y con eso me marcó para toda la vida.

He investigado, recogido datos, compilado letras, anécdotas, música, fotografías de mi papá, un trabajo que llevo ya por 12 años.

Por iniciativa propia he organizado y producido una serie de homenajes, entre ellos:

• 2004, 10 de septiembre en Palacio Nacional de la Cultura,
1era. Exposición Fotográfica “José Ernesto Monzón”.
• 2005, Septiembre organiza y produce el festival “José Ernesto Monzón”
Conmemorando el 2do. Aniversario de la muerte del Maestro en el Paraninfo Universitario.
• 2006 Septiembre organiza y Produce en el Museo del Ferrocarril el 3er. Festival “José Ernesto Monzón” El Cantor del Paisaje.
• 2008, octubre en Casa Scout Nacional inaugura la página electrónica
www.joseernestomonzon.com
2009 Presentadora y apoyo en la producción de la presentación del Sello Postal José Ernesto Monzón Reyna, emitido por la Dirección General de Correos y Telégrafos de Guatemala, bajo la dirección del licenciado Joaquín Flores España.
2010: Octubre: Curadora y Co-organizadora de la colección fotográfica de José Ernesto Monzón en una de las salas del Museo Nacional de Historia.
• 2012, trabaja el Boletín tradición musical de Guatemala “José Ernesto Monzón” El Cantor del Paisaje, en apoyo al investigador Alfonso Arrivillaga Cortés del CEFOL de la Universidad de San Carlos de Guatemala.
• 2012: Festival de música José Ernesto Monzón, en el Centro Cultural de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala.
• 2013: Pinceladas Musicales de José Ernesto Monzón en el Teatro de Cámara del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

¿Cómo llegas al cargo de Directora Ejecutiva de la Gremial de Editores de Guatemala y de la Feria Internacional del Libro en Guatemala, FILGUA? Nunca imaginé que podría dirigir una feria de este tamaño y de tanta importancia.

Yo trabajaba en el Centro Cultural de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala, alternaba mi trabajo con algunos proyectos culturales que he apoyado, presentaciones de libros, temas culturales, entre otros. El 9 de mayo de 2013 me llamó una amiga me dijo que era necesario que le enviará en ese momento mi hoja de vida, pregunté ¿para qué? No estaba buscando trabajo en ese momento, me dijo que requería a alguien con el perfil que yo tengo, me quedé un poco desconcertada pero por la amistad se lo envié, por la tarde me llamó alguien pidiendo tener una reunión conmigo al día siguiente, 10 de mayo, fui a la reunión y me pidió llegara al día siguiente a una reunión más donde me entrevistarían 3 personas, al llegar al lugar vi que había más personas a quienes estaban entrevistando, yo era la última en espera, me hablaron durante casi una hora, me explicaron el proyecto, me quedé seria, pensativa, me dije, yo estoy bien ahora, tengo un trabajo seguro y estable, no sabía qué hacer, pensé en decirles que era por gusto que me entrevistaran pero igual creí que no me escogerían, la feria estaba muy próxima a menos de un mes y medio y yo no la conocía.
El día 14 de mayo por la tarde me llamaron me dijeron que era necesario que me presentara a trabajar al día siguiente pues habían votado por unanimidad por mí; mi reacción fue de sorpresa, no sabía qué hacer, yo estaba trabajando en la PDH, les expliqué eso, me dijeron, pues mañana renuncie allá y empieza el 16 con nosotros, me comentaron que sopesaron el estudio académico pero sobre todo la experiencia en gestión cultural, en organizar eventos, en relaciones públicas, en manejo de información en medios de comunicación; al final me di cuenta que todo ese trabajo que muchas veces hice sin un centavo, solo con la ilusión de hacer las cosas, con pasión y entrega, muchas veces yendo y viniendo en bus, o bajo la lluvia, todo eso me enseñó, aprendí a tratar el tema cultural, a lograr espacios, creo que son bendiciones que mi papá me envío, recompensas por el trabajo hecho sin esperar nada a cambio, así fue como llegué a dirigir la Filgua.

Hablando de este tema ¿Qué es lo más difícil que te ha tocado vivir en la organización de este evento? Quizá el menosprecio que el Estado y las empresas privadas tienen por el tema cultural, no le dan importancia, hay escaso apoyo, tampoco hay públicos para las actividades, la poca cultura del aprecio a las expresiones artísticas, literarias, culturales, a las tradiciones, hay poca comprensión del tema.

Es una tarea titánica sacar adelante proyectos culturales en un país donde no se aprecia la cultura y no se destinan apoyos económicos y las políticas públicas se engavetan.

¿Siendo directora de FILGUA qué países has tenido la oportunidad de visitar y qué beneficios se han logrado para Guatemala? Como Directora de Filgua el primer país fue Chile, en Santiago se realizó una reunión de Directores de Ferias de Iberoamérica promovida por CERLALC Unesco en el marco de la Feria de Santiago, FILSA.

Yo era novata en el tema, no conocía a nadie, en la mesa les expliqué la importancia de nuestra región, la necesidad de apoyo, le dije que si ellos no volteaban a ver a las ferias más pequeñas nunca íbamos a pasar de ser eso, que teníamos gran potencial pero necesitábamos que dirigieran esfuerzos hacia nuestra región. Hice contacto con Mario Espinoza de LIBREARTE Chile, él e Ivonne Guzmán empezaron la gestión para que Pro Chile autorizara un apoyo económico y viniera a la Filgua una delegación chilena, trabajaron duro allá y lo lograron, en 2014 nos visitaron y para el 2015 el embajador de Chile en Guatemala se sumó a todo el esfuerzo y por primera vez tendremos una presencia chilena fuerte, con todo un pabellón, escritores, literatura, artesanías.

En noviembre de 2013 viajé a Fil Guadalajara, la feria del libro más importante del mundo, la visitan 670 escritores de todo el planeta, más de 600 mil personas, se hacen muchas ruedas de negocios. Allí solidifiqué una amistad que inició en Chile y ha ido creciendo con el tiempo, con Boris Faingola de Uruguay, Presidente del Grupo Iberoamericano de Editores, a quien conocí en la FILSA, y hemos compartido ya en dos ocasiones en Guadalajara, ha visitado FILGUA, se ha vuelto un gran amigo y un gran apoyo.


En Guadalajara también conocí a la gran Gioconda Belli, quien ya visitó Filgua, con ella me une una inmensa amistad.

En Chiapas conocí a Juan Villoro, Chary Gumeta.

Son muchos los amigos que he ido conociendo de todas parte de América Latina, muchos de ellos me han dado gran apoyo, desde Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Colombia, Costa Rica, Nicaragua, México, Dominicana y muchos otros países, pero definitivamente todo esto no podría darse sin el respaldo y el apoyo de la Gremial de Editores de Guatemala, sin su confianza en mi trabajo.

¿Qué significa la familia para ti? Son mi fuerza gravitacional. Mi razón de ser y existir, mi lucha, mi energía. Amo a mi familia sin ellos no soy nadie.

¿Qué proyectos tienes para este 2015? Proyectos profesionales, en primer lugar la FILGUA 2015, el equipo de trabajo está dando todo su esfuerzo para organizar una bonita feria.

Precisamente este 23 y 24 presentaré dos recitales de poesía en República Dominicana, invitada por el Director de la Feria Pedro Valdez, en el marco de la XVIII Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2015.

Este mismo recital lo presentaré acá en Guatemala, posiblemente en el Centro Cultural de la Embajada de México “Luis Cardoza y Aragón”.

Espero poder presentar mi libro de cuentos infantiles acá en Guatemala y en Chiapas México.
Viajaré a Guadalajara, a la Fil para hacer más contactos con escritores, editores y gente del mundo del libro.

¿Puedes compartir un mensaje con las personas que leen “Las entrevistas de Heidy”? Nunca, jamás pierdan la fe, pero al mismo tiempo deben estudiar, profesionalizarse, buscar oportunidades. No desmayen, sueñen, sueñen en grande y crean en sus sueños, los límites uno se los pone, fíjense metas, pero no quieran alcanzarlas de una zancada, todo lleva su tiempo, nada ocurre ni antes ni después. Mantengan los pies en la tierra, no pierdan la humildad, sean siempre agradecidos y educados.

Hoy hemos conocido la historia de una guatemalteca que ha logrado sobresalir en cada una de las actividades que realiza. Es un ejemplo de constancia y además, el ingrediente que le da el éxito se llama pasión por todo lo que se propone. Deseamos muchos éxitos a Brenda Monzón y que FILGUA 2015 sea todo un éxito.

Les invitamos para que se unan al grupo de "Artistas de Guatemala para el Mundo" en este link http://on.fb.me/1sn2wSf, el cual tiene como propósito compartir videos, fotos, anécdotas y todo lo de nuestros artistas en las diferentes décadas.

También ponemos a su disposición el grupo “Un siglo de anuncios”, un espacio donde pueden compartir o comentar los post que se publiquen http://on.fb.me/1vASm2g

Las entrevistas las pueden leer en los siguientes links:
http://heidysandovalruiz.com
https://www.facebook.com/pages/Los-invitados-de-Heidy/892159284204965?ref=hl


Entrevista realizada por Heidy Sandoval Ruiz







Toda publicación es responsabilidad de la Administración

Actividades en junio Museo Popol Vuh

Actividades en junio Museo Popol Vuh

Mirando el horizonte

Arturo Xicay

Fabian Brindis

"Un anuncio de ayer...es un recuerdo de hoy"

"Un anuncio de ayer...es un recuerdo de hoy"
Les invitamos para que se unan a nuestro grupo

Himno Nacional de Guatemala

Guatemala hace 25 años

Guatemala una ciudad de altura

Quetzaltenango

Las entrevistas de Heidy

Luigi Lanuza presenta-"La calle donde tu vives" de Héctor Gaitán

Heidy coleccionista de cerditos

Guatemala Ciudad moderna

Ciudad de Guatemala

Malacates Trébol Shop

Visita Guatemala

Guatemala

Ciudad de Guatemala-Capital Iberoamericana de la Cultura 2015

Renacer de los Nawales

Destino Guatemala

Tema "Entrevistas de Heidy"

Guatemala y sus artistas

Los invitados de Heidy







Barriletes gigantes

La Epopeya de las Indias Españolas